IFS. International Food Standard

Mayor transparencia y menor coste a lo largo de toda la cadena de suministro

QUÉ ES…

IFS es un protocolo privado técnico desarrollado por los distribuidores alemanes, franceses e italianos con el propósito de ayudar a los proveedores a que suministren productos seguros conforme a las especificaciones y a la legislación vigente.

Este protocolo requiere la previa implantación de un sistema de gestión de la calidad, un sistema APPCC basado en el Codex Alimentarius, así como la implantación y gestión de Prerrequisitos e Instalaciones. Incluye todos los requisitos exigibles a los suministradores y se ajusta a los requisitos internacionales (GFSI), proporcionando una visión clara de los conceptos de seguridad alimentaria y control de la calidad a través de evaluaciones a los suministradores, en las que se ofrece una perspectiva completa de la actividad de los mismos.

 

BENEFICIOS

  • Facilita el cumplimiento de la legislación de aplicación.
  • Disminuye los costes de los posibles errores de cualquier cadena de producción.
  • Proporciona una comunicación organizada y con todas las partes interesadas.
  • Proporciona confianza a los consumidores.
  • Mejora la documentación.
  • Control más eficiente y dinámico de los riesgos para la seguridad alimentaria.
  • Incorpora los Programas de Prerrequisitos al sistema de gestión de la organización.
  • Ahorro de tiempo y costes, al realizar las auditorías junto con otros esquemas de Seguridad Alimentaria (BRC, GlobalGAP).
  • Conciliar la seguridad alimentaria y el control de calidad.

 

A QUIEN VA DIRIGIDO

IFS Logistic

El estándar IFS Logistic es aplicable tanto a productos alimentarios como no alimentarios, tales como: transporte, almacenaje, distribución, muelles de carga y descarga, etc. Se aplica a todo tipo de logística: envíos por carretera, ferrocarril o barco, productos congelados o sin congelar. El Estándar IFS Logistics es obligatorio desde el 1 de enero 2013.

IFS Broker

El estándar IFS Broker es aplicable a corredores y/o importadores de alimentos. En este esquema de certificación se comprueba que estos operadores han implantado las medidas apropiadas en sus procesos con el fin transmitir a sus proveedores los requisitos de seguridad y calidad de los alimentos y ha supervisado el cumplimiento de tales requisitos, de modo que los productos suministrados cumplan tanto los requerimientos legales como las especificaciones contractuales.

 

OBJETIVOS

  • Garantizar la legalidad, seguridad y calidad de los productos fabricados.
  • Establecer una norma común con un sistema común de evaluación.
  • Asegurar el suministro de productos seguros, acordes con sus especificaciones y conformes a la legislación, consiguiendo una reducción de costes y logrando la transparencia en toda la cadena de suministro.
  • Reducir costes y tiempo a fabricantes y distribuidores.
  • Asegurar la transparencia y rigurosidad en los sistemas de certificación.