La UE exigirá a las farmacias nuevas obligaciones en protección de datos

El nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la UE entrará en vigor en mayo de 2018, abriéndose un plazo de 2 años para que las oficinas de farmacia adapten y actualicen los protocolos de seguridad que ya tengan implementados.

El nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea exigirá a las oficinas de Farmacia del territorio nacional de España “nuevas obligaciones normativas”.

La actualización de la normativa comunitaria referida, en lo que respecta al tratamiento de datos de carácter personal, “quedó recogida el pasado 27 de abril en el texto definitivo del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)”.

Se trata de un nuevo marco de actuación, en el que se coordina y armoniza la legislación sobre protección de datos dentro de la Unión Europea y se otorga un mayor control sobre la información privada de los titulares de la misma. Con esta actualización quedan regulados soportes y herramientas que hasta la fecha no tenían respaldo legal, cuestiones que obligarán a las oficinas de Farmacia a adaptarse para cumplir con las nuevas obligaciones del RGPD.

En este contexto, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) “recomendó a todas las organizaciones que tratan datos de carácter personal que deben ir adaptando sus procesos al RGPD, ya que la nueva normativa supone cambios importantes en la forma de gestionar la información”.

Los cambios afectarán a los principios de información y de consentimiento

Estos cambios afectarán a los principios de información y de consentimiento que implican, en corto plazo, a la revisión y actualización de las cláusulas informativas, compromisos de confidencialidad y acuerdos con terceras empresas, que las oficinas de Farmacia estén utilizando, teniendo que incorporar nuevos procedimientos”.

Las notificaciones de las violaciones de seguridad, las tramitaciones del derecho al olvido y de portabilidad de datos, la realización de Evaluaciones de Impacto, la implantación de esquemas de certificación, el nuevo procedimiento de cuantificación de las infracciones por LOPD, y la asignación, entre otros, de los Delegados de Protección de Datos (DPO) son algunos de estos procesos.

El RGPD lleva a cabo una reforma profunda de la legislación a aplicar en esta materia, motivo por el que es aconsejable que las oficinas de Farmacia se adapten progresivamente a las nuevas obligaciones que establece la nueva normativa.

21 Julio, 2016

Fuente: 

actasanitaria.com